El fuerte ingreso de las universidades al sistema vespertino.

Si bien el mercado vespertino tiene un marcado arraigo en la educación técnica profesional mediante el concurso de CFT e IP, cada vez son más las universidades y carreras que se integran a la oferta de pregrado vespertino. Entre las universidades privadas existen 16 instituciones que cuentan con este tipo de programas y que ofrecen la posibilidad de cursar una amplia gama de ingenierías, pedagogías, especialidades ligadas a las artes o de ámbito social. De hecho, Ingeniería Comercial, Contador Auditor, Trabajo Social, Psicología y Derecho se encuentran entre las más impartidas.

Si bien en un principio el público objetivo de este tipo de formación estaba entre los trabajadores con pocos años de experiencia, que buscaban sacar su grado profesional o completar una segunda carrera, en la actualidad las universidades se han dado cuenta de la gran cantidad de jóvenes para quienes el estudiar de noche es su única opción. En este sentido, quienes recién salidos del colegio quieran seguir estudios superiores en horario vespertinos tienen varias puertas abiertas.

Entre los requisitos más comunes que se les piden a los postulantes está la concentración de notas de enseñanza media, existiendo becas en algunas entidades para quienes tengan promedios iguales o superiores a 5.5. Respecto a la Prueba de Selección Universitaria las casas de estudio están divididas. Hay las que la consideran y las que prefieren obviar este examen y dar importancia a otros elementos de selección. Este es el caso de la Universidad Diego Portales y la Universidad Miguel de Cervantes, por poner algunos ejemplos.

Las que sí solicitan la PSU se diferencian entre las que sólo piden haberla rendido y las que imponen un puntaje mínimo de postulación. Éste suele partir de los 450 puntos hasta los 500 puntos, dependiendo de la institución o la especialidad que se quiera estudiar.

Universidades y carreras en sistema vespertino.